Domingo 23 de Junio de 2024

GENTE

4 de abril de 2016

Roberto Moreno (Excombatiente): La Guerra de Malvinas contada en primera persona

El excombatiente Roberto Moreno, nativo de Alvear pero radicado en Pirovano, dialogó con Daniel Ledesma en el programa 'El Cruce', que va los días sábados en el dial de la 99.3.

+ google.com, pub-9233607111824242, DIRECT, f08c47fec0942fa0

“Nos habían llevado engañados, en pleno mar nos dijeron qué íbamos a hacer”

Y agregó: “Ahí en pleno mar en el buque 'Almirante Irízar', en el segundo día de navegación nos explicaron a qué íbamos y cuál era la misión. El destino era tomar Malvinas, y el Servicio de Inteligencia Inglés ya sabía que nosotros estábamos en camino”.

“El rompehielos llevaba dos helicópteros, y una tormenta que se desató en el viaje dejó uno de ellos fuera de servicio; debíamos desembarcar en una cancha de fútbol que había detrás de la casa de gobierno. Pero ya cuando estábamos por desembarcar el grupo argentino encabezado por el Capitán Giachino, alcanzó a avisar que no lo hiciéramos porque nos estaban esperando”, mencionó. “Se cambió el lugar de desembarco, se tomaron los puestos, se bajó la bandera de Inglaterra y se izó la bandera Argentina, lo cual fue un orgullo muy grande poder verla flamear en Malvinas”.

“Infantería de Marina hizo el desembarco, la toma y luego dio paso al ejército, y regresamos a nuestro continente”

El equipamiento era muy malo, “dos mudas de ropa, un fusil (algunos andaban), todo muy precario. No conocimos los trajes térmicos, nos dieron un overol que era un poco más grueso que el que utilizábamos en instrucción, una manta, unos paños de carpa, y se terminó el equipo”. 

“Al regresar nos llevaron a Rio Grande, como fuerza de apoyo de Malvinas, ahí custodiábamos los puentes, el aeropuerto; donde pasamos 70 días hasta que termino la guerra, alojados en galpones de esquila”

“Estábamos alojados en galpones de chapa (se utilizaban para la esquila de ovjeas) , con frio, mojados, sin bañarnos, con hambre, nevaba, y eso fue más o menos lo que v ivimos los días que estuvimos ahí – explicó Moreno. Mi familia desconocía totalmente lo que me estaba pasando, hasta que llegamos a Rio Grande que tuvimos la posibilidad de comunicarnos con un radiograma, que era como si fuera un telegrama. Pero había que mentir, no podíamos poner dónde estábamos haciendo el servicio militar, solamente que estábamos bien; si a ellos había algo que no les gustaba, lo borraban”.

“Cuando desembarqué en las islas tenía 18 años”

Por otro lado, Moreno reflexionó sobre lo que significa el 2 de abril y dijo: “Al principio cuando recién vine del conflicto era algo a lo cual no le dábamos importancia, o por lo menos en mi caso. Luego se me fue complicando un poco, hubo años que fueron difíciles, otro que los tomé bien, siempre agradecido a Dios que pasé por una guerra, y volví con vida, formé mi familia, tengo mis hijos y nietos”.

Finalmente confesó que el momento más crítico que le tocó vivir fue cuando mataron a Giachino, “fue muy cerca de donde yo estaba. Giachino tenía la misión de tomar prisionero al Gobernador, y que éste entregara al ejército. Como se resistían, ingresó a la casa de gobierno y allí lo ametralaron. Lo vía salir arrastrándose, muy herido. Lo ayudó un Cabo Enfermero al que también balearon, y después lo trasladaron en helicóptero. Otro momento complicado fue cuando me avisaron que otro compañero que había ido a las ilsas Georgias del Sur y  lo habían matado”. 

+ google.com, pub-9233607111824242, DIRECT, f08c47fec0942fa0

COMPARTIR:

Comentarios