Sábado 19 de Junio de 2021

ACTUALIDAD

10 de enero de 2015

El vuelo de la esperanza: trasladan a Lautarito

A las 19.22 se produjo el despegue del helicóptero equipado especialmente desde la rotonda de la avenida Calfucurá y la Ruta Nacional 226.

A las 19.22 se produjo el despegue de la unidad áerea especialmente equipada para cuidados intensivos que traslada a Lautaro López, el niño de 9 años que sufrió graves quemaduras tras un accidente doméstico en su casa de la calle Larrea, en el corazón del Barrio Villa Casariego.

Desde el momento del accidente, que se produjo cuando el niño manipulaba un recipiente con alcohol y coincidente con el corte de luz, los médicos del Hospital Miguel Capredoni asistieron sostenidamente al menor, a fines de brindarle los primeros auxilios y estabilizarlo.

Sin embargo, desde el primer momento se supo que su estado de salud -tendría afectado el 55% del cuerpo- iba a requerir su traslado a un centro de alta complejidad.

En el nosocomio local se le indujo un estado de sedación a efectos de paliar los dolores, al tiempo que las autoridades municipales iniciaron las gestiones para su traslado.

Fue una jornada intensa la de hoy viernes 9 de enero, porque no había cama para alojar al paciente en ningún centro de estas características. Las primeras noticias daban cuenta de un traslado hacia algún hospital de similares características que el de Bolívar lo que hacía inocua la posibilidad de un mejor tratamiento. 

Enseguida, el intendente Eduardo Bucca en persona, comandó las gestiones y habló telefónicamente en varias ocasiones con los ministros de Salud de la Provincia y de la Nación, Alejandro Collia y Juan Luis Manzur, respectivamente.

Ante la urgencia del caso y de la falta de camas en centros especializados, se tomó una decisión lúcida, acorde a la circunstancia.

Se determinó desde Nación y a pedido del mandatario bolivarense se preparase una sala especialmente acondicionada para Lautaro en el Hospital de Pediatría "Juan Pedro Garrahan"  de la Capital Federal.

Si bien las horas parecieron siglos durante el día, era imposible adelantar el traslado del paciente sin que este gabinete no estuviese apto para recibirlo.

Sólo cupo entregarse a una tediosa y tensa espera, hasta que a las 16.30 llegó la noticia acerca de que todo estaba listo en el nosocomio del barrio de Barracas del sur de Buenos Aires.

A las 18.12 arribó el helicóptero cedido por el gobierno bonaerense, con una reducida tripulación y personal médico y paramédico.

Enseguida, los profesionales se constituyeron en el Capredoni donde -según el protocolo- se reunieron con los facultativos locales, hicieron una nueva evaluación, se procedió a estabilizar al paciente de manera particular para el traumático viaje, y a las 19.22 se produjo el vuelo de la esperanza.

En la rotonda, se reunió una importante cantidad de bolivarenses, además de autoridades municipales y personal de la Dirección de Protección Ciudadana, a cargo del operativo que exitosamente acompañaron los bomberos y la policía.

Los vecinos, con lágrimas en los ojos, acompañaron con aplausos el momento del despegue.

Oscar Bissio 

COMPARTIR:

Comentarios