Viernes 17 de Septiembre de 2021

LOCALES

11 de agosto de 2015

Entrevista a Jorge Perdigón, por el día del Ingeniero Agrónomo

Graciela López en su día habló con un Ingeniero Agrónomo de Urdampilleta, como es Jorge Perdigón, quien contó su vida y como decidió estudiar y crecer con esta profesión.

"Creo que de andar en el campo con mis abuelos, sentí esta profesión"

El 6 de agosto celebramos el Día del Veterinario, como recordatorio de la iniciación de la carrera en el país. El 6 de agosto de 1883 se iniciaron los cursos en el Instituto Agronómico Veterinario de Santa Catalina en la Provincia de Buenos Aires. Fue la primera escuela de estudios superiores de veterinaria del país. Durante años se celebró la fecha 6 de agosto, como recordatorio de la iniciación de la carrera en el país y como tal se la consideró por muchos como Día del Veterinario, pero desde 1983 y mediante un decreto ley del gobierno nacional se estableció el 6 de agosto como día del veterinario argentino. Jorge conto sus comienzos y porque decidió emprender este camino en el rubro del Veterinario. "Presumo que sentí la vocación de la carrera de andar en el campo con mis abuelos, de andar con los animales. Una clienta de mis padres (Sariquel Lozano) sabía que me gustaba la carrera, pasó por el INTA Balcarce y me trajo la información de estudio. Siempre digo que los más lindo que me ha pasado, es haber ido a estudiar y poder volver a mi pueblo. Ya que se han dado circunstancias en las que los jóvenes no han podido regresar a Urdampilleta", aseguró.

Se refirió a la coyuntura agropecuaria, enmarcada en su trabajo, vinculado directamente al campo. Al respecto, focalizó sus conceptos en las próximas elecciones, donde-según dijo-deberán replantear cómo se maneja el nuevo gobierno con la actividad agropecuaria.

"Al campo hay que dejarlo trabajar, no ponerle trabas"

En tal sentido, se refirió a las políticas agropeciarias erráticas "Hoy en el campo no hay un problema climático, sino económico. La rentabilidad de los cultivos hoy es negativa, o en el mejor de los casos es nula. Trigo y cebada se ha sembrado muy poco, la exportación y los márgenes son escasos. Entonces cuando no te dan los números, no se puede remar contra la corriente. Habrá que mirar muy bien cuál es el destino en las próximas elecciones, ya que se juega el futuro de los diez años que vienen para el campo. Al gobierno que venga, solo pedirle que no ponga palos en la rueda, si lo dejás tranquilo, funciona solo", enfatizó.

Por último, Jorge analizó la mayor subdivisión en minifundios del Partido de Bolívar. "Cuando a estos productores medianos y pequeños les va bienm descargan sus ganancias en el pueblo, sentenció.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios