Lunes 12 de Abril de 2021

HISTORIAS DE VIDA

25 de marzo de 2021

Claudia Bordignon: “Cuando uno vuelve a Urdampilleta siempre se encuentra con algo distinto, lo que demuestra que el pueblo tiene ganas de crecer”

Una cálida entrevista, con una hija pródiga que se fue a Buenos Aires en busca de un futuro y el círculo de la vida que le pinta un horizonte que la puede traer de regreso a su querido Urdampilleta.-


“La mayoría de los queremos seguir estudiando, tenemos la obligación de dejar el pueblo”

La infancia y los juegos. La familia y los amigos. Las calles, las historias, el aire conocido. Y también la escuela, los estudios que en determinado momento produce la incertidumbre del salto al vacío para poder alcanzar sueños y progresar en la vida.

rompa“Una vez terminado el 5º Año, en el histórico IESU (Instituto de Enseñanza Secundaria de Urdampilleta), como la mayoría de los queremos seguir estudiando, tenemos la obligación de dejar el pueblo.”

La decisión es inevitable y el empujón acompaña a ese gran paso que es trasladarse a la gran ciudad. “La falta de infraestructura que ha existido durante tantos años en el interior, hacía que quienes vivíamos en pueblos que no tenía una Universidad o Casa de Altos Estudios, teníamos que emigrar hacia Buenos Aires, Azul, Olavarría, Mar del Plata, Tandil y cuesta. Pero son decisiones que uno debe tomar.”

“Llegué a Buenos Aires ya al final de la Dictadura Militar”

empoCon valentía y convicción, aterrizó en Buenos Aires “con sólo 17 años en tiempos que se estaba saliendo de la dictadura militar”.

Una chica en la gran ciudad

Primero cursó durante un tiempo Letras “pero son carreras que exigen mucha dedicación y se hace difícil estudiar y trabajar al mismo tiempo”. Es por eso que sin alejarse demasiado del gran árbol de las Ciencias Sociales, decidió estudiar Periodismo.

Cuando logró recibirse “hacía paralelamente un trabajo de administrativa en una famosa clínica de CABA y al mismo tiempo hacía producción en Radio del Plata.”

El sacrificio da sus frutos. Siempre. Pero hay que saber llevar el desgaste de dedicar tanto tiempo a otras actividades para sobrevivir.

pola“Me levantaba a las 4 de la mañana porque el programa empezaba a las 7. Y a las diez me iba a trabajar a la clínica y salía a las 7 de la tarde. Así es que fueron años sumamente sacrificados, hasta que me pude dedicar exclusivamente al periodismo. Más específicamente al periodismo político.”

Las primeras experiencias en prensa

Los frutos la llevaron a poder dedicarse a su área de interés, primero como “corresponsal en el Congreso de la Nación para una radio de Misiones. Después me llamaron de radio Provincia de Buenos Aires donde estuve más de diez años.”

Es apasionada. Es exigente. Es su forma de ser y hacer en la vida.

“Cada cosa que elijo hacer, lo hago con responsabilidad y con mucha pasión. Quizás la traducción es exigencia, pero para mí es pasión”.

Y si hablamos de pasión, su corazón apunta a su pueblo, a Urdampilleta.

Entonces sus conocimientos profesionales se mezclan con los sentimientos.

mami

Da su opinión con respecto a la Ley de Medios “despojada de cualquier partidismo, porque últimamente haya que aclarar desde dónde hablamos”, y pone su saber y experiencia a total disposición.

Su saber: “Hoy la gente puede consumir algo que no es verdad, las famosas “Fake News” que le pueden hacer un grave daño a la sociedad, por lo que nos debemos un nuevo debate sobre la ley de medios porque no alcanza a cubrir las necesidades que tenemos hoy en los medios de comunicación”.

“Deberían invertir en las comunidades pequeñas como la nuestra, para que la gente tenga acceso a internet”

Su experiencia: “Otra cosa que hay que debatir es el tema de la conectividad. Yo siempre pienso en Urdampilleta y las deficiencias que hay con respecto a la conectividad. Se debe invertir en las comunidades pequeñas como la nuestra, para que la gente tenga mayor acceso a internet. Debemos pensar que muchos chicos podrían continuar estudiando virtualmente sin necesidad de irse del pueblo, porque implica no solamente el desarraigo, sino también un costo que no todos los chicos o las familias pueden afrontar.”

Sí, tiene la mirada del corazón apuntando hacia su pueblo.

“La vida a veces te pone en lugares no elegidos, pero Urdampilleta es un destino posible para cuando deje la actividad principal.”

Sin embargo, también tiene otras ideas y propuestas con fechas más inmediatas.

“Tengo ganas de hacer un encuentro con artistas del pueblo. Hay mucha gente talentosa que escribe, que pinta, que hace fotografías hermosas, como distintas formas de arte”. Y agrega un pedido entre jocoso y lleno de orgullo: “Hay que hacer un espacio especial para los artistas del chorizo seco, que hay una producción espectacular en Urdampilleta.”

Historia de vida de alguien que se fue… sin jamás alejarse del todo.

Será que “uno puede disfrutar de una manera distinta de la vida cuando se está en un lugar como Urdampilleta”.

 

COMPARTIR:

Comentarios