Sábado 17 de Abril de 2021

UNIDAD 17

19 de marzo de 2021

Walter D’Aloia Criado inaugura mañana una Parroquia en la Unidad Penitenciaria Nº 17 de Urdampilleta

En honor a sus padres y basado en su fe católica, Walter D’Aloia Criado, Vicecónsul Honorario de España, busca acercar a Dios a través de la donación de una Capilla a quienes cumplen condena en dicha Unidad.


La fe mueve montañas. En algunos casos, las montañas son humanas. Y este es el caso de la intención que tuvo “Tatá” Moncani de González, quien lleva años dando catequesis a los internos, y tuvo la idea de hacer una Capilla en el lugar. Para eso comenzó a realizar una colecta solidaria y esto llegó al oído del corazón de Walter D’Aloia Criado que al enterarse de esta intención y calculando que llevaría demasiado tiempo lograr el loable objetivo, decidió realizar la totalidad de la donación para llevarla a cabo.

“Hacía tiempo que quería realizar una obra en memoria de mis padres. Entonces me puse en contacto con “Tatá” y le ofrecí, con la condición de que fuese una obra íntegramente mía, es decir, que yo donara la totalidad de la obra, y que la Capilla estuviera dedicada a San José”.

Por supuesto que las condiciones fueron aceptadas de inmediato y se comenzó a poner manos a la obra… de Dios.

Las tareas estuvieron divididas, aunque el trabajo fue en conjunto, y así lo explica D’Alesio: “Toda la obra ha sido realizada por los internos. Lo que yo he aportado es la totalidad del material, las imágenes, los ornamentos, todo lo necesario para decir la misa, la iluminación, etc. Pero luego la construcción de los bancos, del altar, la parte de albañilería, de electricidad, de carpintería, todo eso fue realizado por los internos”.

Es por eso que mañana a las 10:30 horas “coincidiendo con el Día de San José y siendo el Año de San José” se inaugurará esta obra, esta capilla que “tiene unas dimensiones que excede a lo que yo pensaba, por lo que se podría decir que, prácticamente, es una iglesia”, y que más allá del homenaje a sus padres, la intención es acercar a Dios a los que están privados de su libertad, porque “la cercanía o presencia de Dios puede ser beneficiosa para los presidarios y, por ende, para toda la sociedad”.

COMPARTIR:

Comentarios