Miércoles 23 de Junio de 2021

UNIDAD 17

8 de febrero de 2021

La panadería de la unidad nº17 ha cumplido un importante rol durante los meses más duros del ASPO

Capacitación, solidaridad, trabajo y responsabilidad se conjugan en el importante rol que se cumple desde el sector panadería de la Unidad Nº17.

El Director de Unidad, Prefecto Mayor (E.G) Mariano Ciancio Gelosi, destaca la importante función socio laboral que se cumple desde la panadería del establecimiento y el rol significativo llevado adelante durante los meses del asilamiento social preventivo y obligatorio, en el marco del COVID 19.

“Durante el año 2020, además de fabricar el pan para consumo diario, los internos donaron la mano de obra en la fabricación del pan para el comedor comunitario “Entre Todos” y el pan entregado en la olla popular organizada por el Club Agrario en dos oportunidades. Los días lunes, miércoles y viernes se entregó el pan al comedor con el objetivo de reforzar las viandas destinadas a más de 24 familias y 6 adultos mayores de la localidad de Urdampilleta y en el caso del Club se fabricó el pan para acompañar a las más de 400 porciones que se entregaron en cada ocasión”, detalla el Director de Unidad.

El trabajo solidario de los internos, quienes cumplen con el correspondiente protocolo de bioseguridad, fue coordinado con la Dirección General de Asistencia y Tratamiento, junto a la Subdirección General de Trabajo Penitenciario y la Dirección de la Unidad.

En la panadería trabajan a diario ocho (08) internos, junto a cuatro (04) agentes encargados. La misma cuenta con habilitación municipal, los internos panaderos realizaron en el establecimiento el curso de “Manipulador de Alimentos” obteniendo así la correspondiente libreta sanitaria.

“A diario se amasan 180kg de pan para el consumo interno y desde el inicio de la pandemia se fabrica además todo lo correspondiente a las colaciones que reciben los internos. Por día se elaboran más de 860 porciones que complementan y refuerzan el menú de los internos, consisten en bizcochuelos, medialunas dulces y saladas, pasta frola, sacramentos, que reciben diariamente”, explica el Jefe de la Sección Talleres, Subprefecto (E.G) Julio Pascual.

“El trabajo de fabricación comienza a las 18:00 hasta las 23:00 aproximadamente y a las 5:30 de la mañana estamos nuevamente en la panadería para hacer el horneado y que temprano salga todo”, detalla Pablo C., uno de los internos panaderos.

Entusiasmado con la labor que cumple en este sector Pablo C. cuenta que tiene 42 años, esta a punto de cumplir su condena y su mayor deseo es poder dedicarse a este rubro y vivir del mismo, “yo antes era albañil, no conocía nada de esto y acá empecé con los cursos, hice el de manipulación de alimentos y me habilitó para trabajar en la panadería, donde aprendí el oficio”

“En la calle me esperan mis padres y mi hermana, ellos me van a ayudar a tener mi emprendimiento de panadero, no quiero que nadie me regale nada, ahora tengo este oficio que me ha ayudado mucho y se que he podido ayudar también, cada vez que fabricamos el pan para el comedor me da fuerzas”, Pablo no deja de agradecer esta oportunidad que ha tenido en contexto de encierro.

La jefatura del complejo Centro zona sur apoya este tipo de actividades destacando la importancia de las capacitaciones y el trabajo en la reinserción social de los internos.

COMPARTIR:

Comentarios