Martes 27 de Julio de 2021

UNIDAD 17

16 de abril de 2020

Los internos trabajan para bomberos y para el hospital elaborando tapa bocas

Unidad 17

Con la recomendación de que el uso de barbijo reduce sustancialmente la posibilidad de contagio de Coronavirus, internos de seis penales de la provincia de Buenos Aires colaboran con su mano de obra solidaria para confeccionar barbijos, camisolines, cofias y cubre zapatos, que luego son destinados a policías, funcionarios judiciales, penitenciarios, bomberos, médicos y enfermeros.

Las experiencias tienen lugar en la Unidad 3 San Nicolás, 4 Bahía Blanca, 17 Urdampilleta, 18 Gorina, 28 Magdalena y 32 Florencio Varela, todas dependientes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), donde los privados de libertad trabajan en los talleres textiles al menos ocho horas diarias.

Los internos que se encuentran alojados en la Unidad 17 trabajan de manera solidaria para diferentes instituciones de la localidad de Bolívar con el objetivo de prevenir la crisis sanitaria que impone el Covid-19.

En el taller de tapicería de la sección talleres que fue acondicionado especialmente, siete internos se encuentran trabajando con la guía de un agente penitenciario, en la elaboración de barbijos y camisolines. Cada prenda es confeccionada siguiendo un protocolo específico que aportó el municipio de Bolívar para que el producto se ajuste a las necesidades.

Los destinatarios de los barbijos son los Bomberos Voluntarios y el Hospital “Juana G. de Miguens” de Urdampilleta, en tanto que los camisolines son para el Hospital Municipal Subzonal "Miguel Capredoni" de Bolívar donde los esterilizan y distribuyen a todos los pueblos del partido.

En las mesas de trabajo y en jornadas de ocho horas, los internos de manera desinteresada y buscando hacer su aporte ante la pandemia, fabrican 100 barbijos en un día y en otro, 80 camisolines con los materiales que aportó cada institución a las que van destinados.

Por otra parte, también hicieron 600 barbijos para todos los agentes de la dependencia con la tela y los insumos que ellos mismos llevaron, para poder cumplir con el uso que fue sugerido desde las autoridades recientemente.

Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, que conduce Julio Alak, se impulsan estas actividades solidarias donde se ponen en prácticas los conocimientos adquiridos en los cursos de formación laboral, y que cuentan con la coordinación de la Subdirección General de Trabajo Penitenciario.

COMPARTIR:

Comentarios